Push VoD


PUSH VoD

Proporciona al operador la capacidad de proveer un servicio de alquiler de contenidos audiovisuales, de manera que el usuario puede disfrutar de blockbusters sin moverse de casa. Todo ello a través del USB de su receptor de televisión.

En el USB se conectará un disco duro, en el que existirá una partición de uso exclusivo para el servicio de alquiler de películas, donde se almacenarán los contenidos. Esta partición será gestionada por el STB automáticamente, el resto de la capacidad del disco duro será para uso libre del abonado.

Periódicamente el operador puede emitir nuevos contenidos. El STB gestionará su partición de tal forma que almacenará los nuevos contenidos y los de los meses previos. Los contenidos antiguos se borrarán si el disco duro se queda sin espacio.

Los contenidos almacenados y disponibles para el alquiler se mostrarán al usuario por medio de la aplicación de PPV que permitirá las operaciones típicas (Acceso a la oferta de contenidos, Compra de derechos usando IPPV, Acceso al histórico de compras, créditos disponibles para PPV…)

Además, el servicio proporcionará al usuario el control de la reproducción (play, fast forward, pausa, stop,…

Video Rental proporciona una nueva vía de monetización aprovechando las capacidades del STB (disponible incluso en los de menor coste) y los anchos de banda residuales de la emisión broadcast, garantizando una óptima experiencia por parte del usuario.